Image Alt

LA SALVE y la UPV/EHU crean el Observatorio Vasco de la Cerveza

LA SALVE y la UPV/EHU crean el Observatorio Vasco de la Cerveza

  • El Observatorio Vasco de la Cerveza nace con un doble objetivo: estudiar la cadena de valor de la cerveza y ser un punto de encuentro de los diferentes agentes de dicha cadena de valor
  • El Observatorio tiene como núcleo para su desarrollo un grupo de investigación de la UPV/EHU que estará dirigido por el Dr. Joseba Etxebarria Gangoti
  • El grupo de investigación, núcleo del Observatorio, elaborará de forma periódica un barómetro vasco de la cerveza sobre la evolución y nuevas tendencias en el sector cervecero de Euskadi con la colaboración de LA SALVE
  • El programa de actividades para el primer año de funcionamiento de la entidad incluirá dos oleadas del barómetro vasco de la cerveza; un curso de verano que se celebrará en Donostia en julio en el Palacio Miramar y una jornada de encuentro con los diferentes agentes de la cadena de valor de la cerveza programada para el próximo septiembre
  • LA SALVE ha comercializado en 2018 1,8 millones de litros de cerveza; ostenta el 4% de la cuota del mercado en Euskadi y es la marca preferida por los consumidores en Bizkaia y la tercera en el País Vasco, según los datos del último barómetro vasco de la cerveza presentado el pasado mes de noviembre

Bilbao, 6 de marzo de 2019. Cervezas LA SALVE y la Universidad del País Vasco, UPV/EHU, crean el Basque Beer Observatory/ Observatorio Vasco de la Cerveza/ Garagardoaren Euskal Behatokia; una entidad que nace con un doble objetivo: estudiar la cadena de valor de la cerveza y ser un punto de encuentro de los diferentes agentes de dicha cadena de valor.

El Basque Beer Observatory contará con un grupo de investigación como núcleo principal, que pertenecerá a la Facultad de Ciencias Sociales y de Comunicación de la UPV/EHU y estará dirigido por el Dr. Joseba Etxebarria Gangoiti.

El grupo de investigación, núcleo del Observatorio, elaborará de forma periódica un barómetro vasco de la cerveza sobre la evolución y nuevas tendencias en el sector cervecero de Euskadi con la colaboración de LA SALVE. El primer barómetro vasco del sector ya se llevó a cabo en 2018 y fue presentado en noviembre, pero, a partir del nacimiento del Basque Beer Observatory, se realizará de forma semestral.

La forma de conectar y comunicarse tanto con los consumidores como con los diferentes agentes y entidades de la cadena de valor de la cerveza será a través de las redes sociales y de la celebración de jornadas y encuentros periódicos.

Así, el programa de actividades para el primer año de funcionamiento de la entidad incluirá dos oleadas del barómetro vasco de la cerveza; un curso de verano que se celebrará los días 23 y 24 de julio en el Palacio Miramar de Donostia-San Sebastián y una jornada de encuentro con los diferentes agentes de la cadena de valor de la cerveza programada para el próximo septiembre.

El curso de verano programado para julio profundizará en el posicionamiento local y la innovación como fortalezas de las marcas vascas. En él, participarán diferentes empresas locales que comparten visión y forma de hacer y que utilizan su anclaje al entorno más cercano y su apuesta por la tecnología y la innovación como palancas para impulsar su competitividad.

La cerveza: un sector en auge

La cerveza es la bebida con contenido alcohólico con mayor impacto en la economía. El sector de la cerveza representa actualmente el 1,8% del PIB, según datos de 2017, muy lejos del 0,52% que suponía en 2008. Hasta la vuelta de LA SALVE al mercado, Euskadi carecía de una empresa cervecera que arañara un porcentaje significativo de ventas del mercado que se llevan las empresas que están fuera de Euskadi. El incremento sostenido en ventas de LA SALVE, la extensión geográfica y el modelo de competitividad permite a la economía vasca ser de nuevo partícipe de este mercado en auge.

A nivel estatal, la industria de la cerveza genera, en total, casi 350.000 puestos de trabajo y aporta a las arcas del Estado más de 3.600 millones de euros a través del pago de impuestos. En 2017, las cerveceras españolas comercializaron 35,7 millones de hectolitros de cerveza de los 37,6 millones que produjeron, 3,2% más que un año antes. Datos que le ubican en la cuarta posición a nivel europeo.

LA SALVE, apuesta continua por la innovación

LA SALVE ha comercializado en 2018 1,8 millones de litros de cerveza; ostenta el 4% de la cuota del mercado en Euskadi y es la marca preferida por los consumidores en Bizkaia y la tercera en el País Vasco, según los datos del último estudio del sector cervecero presentado el pasado mes de noviembre.

La cervecera vasca lleva implícito en su ADN el compromiso con lo local y la innovación como palancas significativas de competitividad y como claves para la consecución del 10% de la cuota de mercado de Euskadi en los próximos años. Con este objetivo en mente, LA SALVE inauguraba en 2018 su fábrica en Bilbao. La puesta en marcha de lo que es el mayor centro productivo de cerveza del norte de España, ha conllevado una inversión de 2 millones de euros y supone el arranque de la producción de LA SALVE en Bizkaia. La nueva fábrica ha comenzado produciendo a un ritmo inicial de 200.000 litros de cerveza km0 al año; cantidad que irá aumentando paulatinamente. Se trata de cerveza generadora de valor, en unas instalaciones a la vanguardia de las fábricas cerveceras de Europa, con garantía de cero emisiones y comprometida con el medio ambiente.

LA SALVE se preocupa por lo que hace pero también por cómo lo hace. Por eso, mantiene un acuerdo estratégico con AZTI vertebrado en torno al proyecto LA SALVE Kilómetro 0. Se trata de un compromiso que prioriza la apuesta por lo local y por la sostenibilidad y que  permite que la actividad de LA SALVE revierta de forma plena y sostenible en el entorno más cercano; ya que el conjunto de las materias primas tienen origen próximo. Así, el 100% de la cebada que utiliza LA SALVE es de origen alavés y participa junto con otros socios cerveceros en el proyecto LUPULUS, que supone la recuperación de las plantaciones de lúpulo en Euskadi.